martes, 24 de julio de 2012

Misma plancha, diferente obra

Lo que me encanta del grabado es que se pueden hacer tantas cosas diferentes con la misma plancha. Aquí hay un buen ejemplo de la magia que esconde esta técnica. Dos composiciones totalmente diferentes con sólo cambiar la dirección de la estampa (y diferentes detalles de círculos, claro). Son collagraph, es decir, las planchas no son de metal, sino de plástico.





No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada