miércoles, 13 de julio de 2011

Y la tinta sigue flotando...

Esto me maravilla. Estoy hecha una estudiosa total del tema! Ojalá esta técnica suminagashi se extienda, aunque bueno, creo que esa debería ser una de mis misiones. Les cuento que los resultados varían mucho dependiendo del tipo de papel, tinta y, además, si el agua está muy "usada" o está recién limpia. Y también que el movimento más mínimo causa unos accidentes maravillosos.




Tengo muchas pruebas también para mezclarla con otros trabajos y espero acabarlas pronto, aunque ya saben, soy muy lenta...




Y estoy muy contenta pues Antonio Velez, quién es un gran artista y profesor de marmoleado, ha enlazado mi archivo de resumen del taller de Suminagashi y además lo ha encontrado muy completo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada